TODO SOBRE HERPES

¿Qué es el herpes?

Es una infección viral causada por el VHS (virus herpes simple). Puede presentarse en la zona de la boca o en la zona genital, y producir llagas, heridas y ampollas. Existen dos tipos:

Herpes de tipo 1

Se transmite principalmente a través del contacto oral, y por lo general se manifiesta con una herida abierta en la boca.

Herpes de tipo 2

Se transmite a través de relaciones sexuales y ocasiona herpes genital.

¿Cuáles son las principales vías de contagio?

Las principales vías de contagio son de persona, en contacto directo vía oral y sexual:

Vía oral:

Una persona puede contraer herpes al besar en los labios a una persona infectada o compartir objetos que contengan saliva (lápiz de labios, vasos, termos, cepillo de dientes).

Vía sexual:

Puede ser contagiado por el sexo vaginal, anal u oral con una persona infectada.

SI BIEN EL HERPES ES MÁS CONTAGIOSO CUANDO EXISTE UN BROTE (UNA HERIDA O AMPOLLA), TAMBIEN PUEDE TRANSMITIRSE CUANDO NO HAYA. DEBIDO A QUE EL VIRUS NO SOBREVIVE MUCHO TIEMPO FUERA DEL CUERPO HUMANO, ES POCO PROBABLE QUE SE CONTRAIGA, POR EJEMPLO, AL COMPARTIR EL BAÑO CON UNA PERSONA QUE PORTA EL VIRUS.

¿Cómo sé si tengo herpes?

Con frecuencia, el herpes es asintomático y no tendrás indicios de que está infectado hasta que haya un brote. Los síntomas del incluyen las ampollas o heridas abiertas alrededor de los labios o en la zona genital, dependiendo del tipo de herpes que se tenga. Las heridas son dolorosas y pueden venir acompañadas de picazón o ardor durante el brote o antes de su aparición. Luego del primer brote, lo más probable es que estas heridas vuelvan a aparecer con frecuencia.

¿Cuál es el tratamiento del herpes?

El tratamiento consiste en la ingesta de antivirales, los cuales pueden reducir el tiempo de duración del brote y la severidad de las heridas. Los más frecuentes son el acyclovir y el famciclovir. Estos, sin embargo, no eliminan el virus del cuerpo.

El herpes es una afección que no se puede curar. Una persona que tiene lo tendrá de por vida, aunque no siempre tenga síntomas visibles. Si bien los brotes suelen disminuir con el paso del tiempo, es probable que, si ya has tenido uno, vuelvas a tener otro.

¿Cómo puedo evitar contagiar a otras personas?

Lava tus manos con frecuencia, especialmente durante un brote, y no toques las heridas para evitar contagiar a otros o incluso expandir el herpes a otras parte de tu cuerpo. La honestidad es un factor sumamente importante, especialmente si planeas tener relaciones sexuales y sabes que eres portador del virus.

Informa a tu pareja que tienes herpes y siempre usa un preservativo. Las relaciones sexuales no se recomiendan durante un brote.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *