consejos para una dieta saludable




A diferencia de lo que muchos creen, una Dieta Saludable no significa abstenerse de alimentos, sino encontrar un equilibrio entre ellos. La dieta brinda la energía adecuada, permite mantener el peso ideal y aporta todas las vitaminas y minerales que el cuerpo necesita. No se trata de “estar a dieta”, sino de comer sano recuérdalo.

La clave para obtener óptimos resultados

Si sufres de una enfermedad o tienes una necesidad, una dieta saludable puede ayudarte a recuperar la salud. Si eres una persona sana, una dieta saludable puede ayudarte a mantener tu salud o mejorarla aún más. Pero, atención, antes de planificar un régimen alimenticio debes considerar lo siguiente: concepto de dieta equilibrada, conocimiento de los grupos de alimentos y su composición, así como datos clínicos y antecedentes de la persona que seguirá la dieta. Puedes pedir ayuda a un profesional.

como lograr una buena alimentacion

10 Consejos para una alimentacion saludable

Si quieres sentirte saludable, estar en forma y alcanzar tu peso ideal, puedes seguir estos consejos:

  • Toma uno o dos vasos de agua cuando te levantes, e hidrátate durante el día. Bebe al menos 1 litro de agua cada día.
  • Toma un desayuno nutritivo.
  • Come frutas y verduras, cocidas y crudas. Tienen fibra y antioxidantes.
  • Incrementa alimentos como frutos secos y cereales integrales. Tendrás mucha energía. También consume algas marinas: yuyo o agar; contiene yodo natural.
  • Evita las grasas saturadas (comida chatarra, harinas refinadas, dulces, etc.), las bebidas alcohólicas y las especias.
  • Haz ejercicio. Cuidaras tu corazón, fortalecerás tus músculos y estarás de buen humor.
  • Duerme lo suficiente. El descanso es muy importante para reponer energías y prevenir muchas enfermedades.
  • Practica el ayuno al menos un día a la semana.
  • Mantente siempre alegre.

Se recomienda para una Dieta Saludable y equilibrada

alimentos para el desayuno




Para el desayuno

Toma un desayuno que contenga todos los grupos de alimentos en pequeñas proporciones: una fruta, un vaso de leche o yogur (de preferencia de cabra), 2 cucharadas de avena o algún cereal y un pan integral con palta.

Para el almuerzo

El almuerzo debe ser nutritivo, digestivo y bajo en harinas. Trata de varias los vegetales y echarles 1 cucharada de aceite de oliva o sacha inchi para ayudar a la asimilación de sus antioxidantes. Puedes comer ensaladas cocidas o frescas, y acompañarlas con 1 taza de arroz integral, menestras o cereales, tortillas de alguna verdura o cereal, y una infusión.

Para la cena

La cena debe ser ligera para poder descansar bien. Debe aportar poca energía y muchos nutrientes para regenerar las células que tienen más actividad mientras dormimos. Puede ser un caldo de verduras con tofu y especias, o una crema de verduras. Si comes carne, acompáñala con el tripe de ensalada.

Este es un buen consejo: desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo, quien en realidad nunca cena.

La importancia del agua




El 70% de nuestro organismo está hecho de agua. Este elemento es importantísimo. Ya que cumple muchas funciones vitales: ayuda a eliminar residuos, regula la temperatura corporal, favorece la circulación y la presión de la sangre protege al embrión durante el embarazo, etc.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *