close




Tener pie diabético es una de las consecuencias de padecer diabetes. Por lo general ocurre cuando no se ha seguido un tratamiento ni un cuidado adecuados. El pie diabético está relacionado con las alteraciones físicas y funcionales que se dan en el pie de una persona diabética. Se estima que el 15% de los diabéticos puede padecer de este síndrome. Preocupante, ¿Verdad?

 pie diabético

Síntomas frecuentes:

A continuación te mostramos algunos síntomas de una persona que pueda tener pie diabético:

  • Heridas y ulceras en cualquiera de los pies.
  • Pérdida de sensibilidad en la zona afectada.
  • Obstrucción de los vasos sanguíneos en las piernas y los pies.

¿Por qué se produce el pie diabético?

Por qué se produce el pie diabético

Este síndrome ocurre por la mala irrigación de sangre hacia las extremidades inferiores y por el daño de los nervios periféricos del pie, lo que causa perdida de sensibilidad. Así, el pie del paciente con diabetes queda expuesto a problemas de heridas, ulceras e infecciones que tiende a no percibir y que, por la mala circulación, son difíciles de sanar.

¿Cómo prevenir el pie diabético?

A continuación te mostramos como puedes prevenir para que no tengas pie diabético:




  • Si sufres de diabetes, observa tus pies diariamente, sobre todo alrededor de las uñas, los espacios entre los dedos y las plantas (puedes usar espejos). Si ves ampollas, heridas, úlceras, entre otros, acude inmediatamente donde un especialista.
  • Lávate los pies diariamente con agua temperada y sécatelos con mucho cuidado con una toalla limpia. Si tienes callos, es mejor que vayas donde un podólogo de confianza.
  • Evita usar callicidas y antisépticos potentes, como el yodo.
  • Usa zapatos cómodos y medias de algodón.
  • Córtate las uñas de los pies con ayuda de un especialista.
  • Aplica cloruro de magnesio diluido con gotas de agua en las piernas y pies todas las noches. Puedes alternarlo con aceite de ajonjolí o aceite de coco.
  • Evita caminar descalzo.
  • Evita fumar.

Atención especializada

Puedes seguir los consejos de prevención. Pero ten en cuenta que el síndrome del pie diabético debe ser tratado necesariamente con supervisión médica.

Remedios naturales

Aceite esencial de lavanda

En 1 litro de agua, echa 2 gotas de aceite esencial de lavanda. Utiliza esta agua para enjuagar los pies luego del lavado. Te ayudará a prevenir y tratar las infecciones que puedan aparecer.

Dosis de magnesio y zinc

Agrega jugo de un limón en un vaso, disuelve un sachet de cloruro de magnesio con zinc, aumenta medio vaso de agua y mezcla bien. Toma una dosis en ayunas y otras antes de acostarte.

Recuerda que para el punto de dulce en tu dieta, usa stevia (en hojas o cristalizada) adquirida en lugares de garantía. Recuerda también controlar tus niveles de glucosa.

Control glucémico

Recuerda que es muy importante que controles tus niveles de glucosa periódicamente. De lo contrario la diabetes y, por lo tanto, el síndrome del pie diabético seguirán avanzando, y esto puede traer complicaciones serias como la gangrena y casos de amputación. Ten mucho cuidado.

La stevia

La stevia

Ya que una de las consecuencias de la diabetes es el síndrome del pie diabético, es recomendable que reemplaces el azúcar por la stevia. Esta planta medicinal tiene propiedades curativas que te ayudarán a controlar tu glucosa.

Recuerda que debes evitar el consumo de gaseosas ya que son altas en azúcar.

Aprende:




Lo peor para los diabéticos es renegar o angustiarse. Cuando lo hacen, sus niveles de azúcar se elevan, como si se hubieran comido una torta entera. El magnesio aquí es muy importante, ya que ayuda a estabilizar sus emociones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *